Danna García: Confidencias y secretos

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

¿Qué significa “ser mujer”?

“Las mujeres somos como el árbol de la vida en la película Avatar: somos sentimiento, somos representación de la vida, lo que la genera, somos la base de nuestra familia. La mujer es madre, hija, esposa; la mujer trabaja y saca adelante su casa. Yo creo en la mujer de hoy, contemporánea; creo en la mujer guerrera, en la que no limita sus sueños; creo en la mujer que se parte en mil con tal de hacer feliz a todo el mundo. La mujer es el árbol de la vida: da vida cuando crea a sus hijos, pero también da vida porque es el centro de su casa” – Danna García.

Fotografía por Omar Cruz

No podría haber sido mejor elección. En el mes que celebramos el Día Internacional de la Mujer, una fémina con todas las letras aterriza en la portada de D’Latinos Magazine: Danna García, no sólo una gran actriz, cuya belleza deja sin palabras, sino también una persona trabajadora, luchadora, inteligente y con sed de conocimiento, filantrópica –sin pregonarlo-, de gran corazón y, en definitiva, una amiga que todos quisieran tener al lado –y muchos de sus fans lo han conseguido-.

La esencia de Danna

El 2011 le trajo muchos éxitos, a nivel personal y profesional, y el 2012 muestra el mismo camino. Además de nuevos proyectos en televisión, Danna García estrena este año Carrusel y El cielo en tu mirada, interpretando al Ángel de la Guarda. Lo curioso es que cuando leyó el guión para esta película, lo hizo para otro papel, y se sintió halagada cuando le ofrecieron éste ya que, según ella misma confiesa, “es un personaje muy especial. Me gustó mucho la moraleja, que es una película liviana, que involucra el arte, el canto y que cuenta la vida de un cantante”.

Y precisamente en la música estuvo el énfasis de su interés, lo cual no es de extrañar, ya que su mamá, Claudia Osuna, fue una cantante muy conocida en Colombia y Danna heredó ese talento para la canción.

En 1994 lo demostró conformando junto a su hermana Claudia el grupo Café Moreno, con el cual ganaron discos de oro y platino. Sin embargo, tras dos producciones, el proyecto se desintegró: “Fue más que nada para darle el gusto a mi papá. Mi madre y mi hermana son las cantantes de la familia, y yo su fan número 1, pero en realidad yo estaba más definida para ser actriz. Todas las profesiones merecen preparación y dedicación y yo canto como complemento, como lo he hecho para varias novelas en las que he participado –Perro Amor, Háblame de amor y Pasión de Gavilanes-”.

Pero su ser está en la actuación.

“He sido actriz desde que recuerdo”

A los 5 años le llegó la primera oportunidad para trabajar en televisión, con el programa Imagínate. “Yo he sido actriz desde que recuerdo: crecí en el mundo de la televisión y todo mi proceso de pasar de niña a adolescente fue frente a las cámaras”, rememoraba Danna. “De niña, actuar era un juego, un ejercicio de creatividad. El desafío llega más adelante, cuando tienes que mantener buenas notas –la actriz nos confiesa que sus papás eran muy exigentes con sus estudios y le advertían que, si en las clases le iba mal, no la dejarían actuar más-, cuando tienes que decidir si es lo que quieres hacer por el resto de tu vida o si quieres ir a una buena universidad a prepararte para hacer otra cosa, cuando eres consciente de la gente que está a tu alrededor, profesional y preparada”.

El desafío estuvo ahí y García se enfrentó a él en su preadolescencia, decidiendo continuar una carrera como actriz, preparándose para ello y convirtiéndose en una profesional. “Actuar es mi mundo y no me arrepiento de nada de lo que he hecho”, declara alegre la artista.

Renaciendo en su carrera

Comenzando con la grabación de comerciales de televisión, a los siete años Danna ya conducía Notituticuanti y protagonizaba los seriados Imagínate, Tantas Cosas y Seres queridos. “De pequeña no podía hacer planes: todos los fines de semana grababa”, recuerda la colombiana, y, a partir de ahí, las ofertas no pararon de presentarse. Hoy la famosa actriz cuenta más de 25 apariciones en televisión y en telenovelas de alto nivel, como Al final del arcoíris, Azúcar, Zarabanda, La casa de las dos palmas, La otra raya del tigre y Victoria.

Pero sería Café con aroma de mujer (1994) la novela que la lanzaría a la proyección internacional, con su personaje Marcela Vallejo. Gracias a esta serie pudo llegar a México, con Al Norte del corazón, donde interpretó su primer papel protagonista como villana.

Pero García también destaca Perro amor, producción número 1 en Colombia con la cual ganaron varios premios y se destacó por ser una de las primeras series de televisión en tratar temas controversiales y muy reales en un formato de telenovela.

“Y, obviamente, Pasión de Gavilanes. Es innegable que fue un proyecto que me siguió abriendo las puertas a un mercado internacional y gracias al cual vinieron muchos otros trabajos”, revive con emoción quien interpretó a Norma Elizondo.

Tampoco se olvida Danna de Un gancho al corazón, “una novela que para mí fue muy importante porque yo nunca había hecho comedia y fue explorar otro camino”, explica, al igual que otro camino fue el de hacer películas. “El cine es todavía un animal salvaje que no he domado: es algo nuevo para mí. Me estoy reencontrando conmigo misma como actriz en el cine: es otro sistema, otros valores de producción, y me siento renaciendo en esta carrera al hacer películas”, confiesa.

Una nómada aprendiendo

Las pantallas llevaron el trabajo de Danna García a recorrer el mundo, y su excelente carrera y profesionalismo también la llevaron a convertirse en nómada durante mucho tiempo: “He trabajado en muchos lugares y he tenido la bendición de viajar y estar en muchos países con diferentes proyectos. A veces miro hacia atrás y me parece un sueño todo en lo que he podido participar”, dice esta mujer enamorada de la cultura, una Danna que se autodenomina “ciudadana del mundo” cuando se le pregunta sobre en qué país quisiera establecerse.

“Soy una enamorada de ver nuevas cosas, de la arquitectura, del diseño, de la estética visual, de las artes. ¡Hay tantos países que tienen tanto para ofrecer! Además soy muy ecológica, entonces también soy muy aventurera; por eso no podría elegir un solo lugar, por tanto contraste”, expresa.

Dice reencontrarse consigo misma cuando está en contacto con la naturaleza, y por eso le encanta Latinoamérica, “donde aún existen tantos lugares protegidos y reservas naturales”. Pero no deja de mencionar a Europa, especialmente por su historia, su arquitectura, sus sabores y sus contrastes culturales: “Me pareció mágico”, puntualiza. A EE.UU. y a México les agradece la acogida tan buena que ha recibido, convirtiéndose en su casa en los últimos años. Sin embargo, tampoco olvida a su Colombia natal, donde todo comenzó.

Conocer todos esos territorios no sólo ha sido una experiencia inolvidable para la actriz, sino que han significado una oportunidad para cultivarse, formarse y crecer: “Con un viaje recibes muchísima información”, dice Danna. “También la universidad, un taller, un tutor, un padrino… te enseñan, y son de las cosas más grandes que te da la vida y, al final, es lo único que te va a quedar”.

De ahí que la artista vea en el estudio y en la preparación algo básico: “Yo, cuando no estoy trabajando, trato de hacer algún curso”. Y el siguiente en el que se quiere introducir es en el de diseño: “Me gustaría estudiarlo por un ratico. Suena loco, pero me encantaría estudiarlo por unos meses. Estudiar es mi hobbie y por eso estoy viendo en mi agenda cuándo tengo la posibilidad. Ahora mismo es un sueño, que no sé si podré hacer realidad este año”.

Los amigos que llegan

Con su personalidad abierta y sincera, no es de extrañar que Danna haya creado amistades en todo el mundo, con quienes comenzaron como sus fanáticos. Hoy nos cuenta historias de su amiga en Portugal, con quien intercambia continua correspondencia; la de aquel joven que mantuvo una relación con alguien que se hizo pasar por ella y quien le confesó, a la verdadera Danna, finalmente, lo mucho que la había amado; o la de personas que quieren comenzar en el mundo de la actuación y acuden a ella en busca de consejo.

“Mis fans son parte de mi familia y de mi vida”, confiesa Danna. “Yo les doy cariño y recibo su cariño”.

Al ser consultada sobre la sensación que provoca pensar que su cara es reconocida en toda Latinoamérica, en España, Italia, Grecia e incluso Japón, revela: “A veces me olvido. Trato de vivir una vida como si mi trabajo fuera otra cosa, que no fuera público. Los fans me hacen recordar sobre proyectos en los que he participado y lugares en los que he estado, y me parece otra vida: lo veo desde fuera. Lo que más me hace ser consciente, recordar y ser agradecida es ver el afecto de mis fans, y como uno hace amigos y hace familia en muchos lugares y a tanta distancia. Yo no me vine a dar cuenta de ese impacto sino hasta hace pocos años, de la gran fortuna y lo especial que es salir en la pantalla y ser una persona pública, y como ese hecho une a tantas vidas que son parecidas a la mía o que se identifican con personajes que yo hice”.

Siempre dar

Esa visión de sí misma hace a Danna García aún más especial. Siempre centrada en las cosas importantes de su vida –familia, trabajo, crecimiento-, nunca se ha olvidado de lo esencial de dar. Confiesa que nunca ha querido publicitar su lado filantrópico, “porque tiene que ver con mi ser, con lo que llena mi corazón, no lo que sale en la prensa”, aunque desde 2006 sí ha tenido la oportunidad de hacerlo.

Cara de las marcas Maybelline y Garnier en EE.UU. desde hace ya seis años, Danna y Garnier no podían haber sido mejor complemento: “Somos muy afines y estoy muy orgullosa de ser su cara en EE.UU.” y nos habló de la misión de Garnier enfocada en la mujer latina. “Da premios, becas y ayudas a las mujeres de la comunidad; y también están centrados en la ecología, ya que por cada envase que tú envíes de Garnier, ellos te mandan un dinero, y así reciclan”.

Para Danna, representar a Maybelline y Garnier es una cuestión de principios: “Es una empresa que tiene tanto, pero que devuelve tanto a la gente, y esa es totalmente mi filosofía, y por eso, más aún, me siento 100% Garnier”.

El Día Internacional de la Mujer

Para felicitar a todas nuestras lectoras en este mes, Danna García nos dejó un mensaje muy especial para ellas: “Qué bendición tan grande ser mujer y, también, qué responsabilidad tan grande hay detrás de esa palabra y detrás de esa función. Tenemos que perseguir nuestros sueños, no tenemos que limitarnos. Nunca debemos olvidar realmente quiénes somos y que lo que hagamos, sea lo que sea, sea con amor, sin poner excusas, teniendo siempre un mensaje positivo y dando lo mejor de ti. Somos muy afortunadas de ser mujeres: es lo más bello que nos podía haber pasado. Cada vez que miro a mi alrededor me doy cuenta de lo grande que es la mujer y de la gran fortaleza que tenemos”.

Continúa la conversación conmigo, twitter.com/bepabe.




También te puede interesar:
El pelo suelto: la última tendencia para novias
El peinado es uno de los elementos más important
10 señales de que tu pareja será un buen padre
Padres buenos hay muchos, buenos padres hay pocos.
Diez consejos para evitar la caída del cabello
¿Se te cae el pelo? ¿Cansada de ver cabellos en
Los cinco errores más comunes cometidos al maquillarse
¿Quieres saber lo que realmente queda mal cuando

Idiomas

Spanish Chinese (Simplified) Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Swedish

Regístrate


Disfruta de nuestras promociones registrándote en nuestro portal ...





Recordatorio de Usuario/Contraseña ¿Perdiste tu Usuario/Contraseña?