La verdad sobre la enfermedad del presidente Hugo Chávez

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

Por: Harnuvys Barrios.
Investigación Clínica: Dr. José Marquina

Hugo Chávez despierta interés en el mundo. Su estado de salud ha sido objeto de toda clase de especulaciones y suposiciones. Las elecciones presidenciales que se realizarían en Venezuela en el mes de diciembre fueron adelantadas para el 7 de octubre del 2012, presumiblemente producto de la enfermedad que lo aqueja.


Todos estos acontecimientos han creado un limbo de interrogantes que son consecuencia del hermetismo con el cual el gobierno venezolano ha querido proteger al máximo líder político del socialismo radical, pero la realidad nos muestra que la gravedad del cáncer que padece el presidente venezolano no podrá mantenerse oculta por mucho tiempo.

Antecedentes

Hugo Chávez es una persona fumadora. Quienes lo conocen de cerca han afirmado que llegaba a fumar hasta uno o dos paquetes de cigarrillos diarios. Públicamente ha declarado que tomaba más de 40 tazas de café al día, lo cual indica que no cuidaba su salud.

Los efectos de los abusos a los cuales fue sometiendo a su organismo, comenzaron a ser evidentes cuando se presentaron las primeras desapariciones  intermitentes del escenario político. Chávez empezó a presentar desmejoras en su salud alrededor del mes de enero 2011: sus allegados comentaban que estaba teniendo problemas en una rodilla, atribuidos a la artritis.

En un recordado viaje que realizó Chávez a Argentina para cumplir con las actividades pautadas en la agenda presidencial, el máximo líder del gobierno venezolano empezó a padecer de un malestar general, dolores abdominales muy fuertes y dificultades para caminar. A su regreso, le fue practicado un chequeo en el Hospital Militar de Caracas, que incluyó una tomografía de la cabeza, pulmones, y abdomen, y fue en ese momento cuando se detectó una masa abdominal.

Diagnóstico

Una vez que se descubre  la existencia de  esa masa abdominal, Chávez decide trasladarse a Cuba para conocer la opinión de los galenos de la isla, quienes trabajaron conjuntamente con los médicos venezolanos para dar un diagnóstico.

En Cuba, determinan que el presidente venezolano debe operarse inmediatamente, y es sometido a una primera intervención, en la cual los médicos aún desconocían la gravedad de la enfermedad. La operación tuvo complicaciones, y durante la misma fue detectada la presencia de un tumor bastante extenso a nivel abdominal. Los médicos no tenían un plan para resecar la tumoración, y dos o tres días después, como resultado de las complicaciones de la primera intervención, es sometido a una segunda cirugía. Chávez se mantuvo aislado del poder, en una unidad de cuidados intensivos, al borde de la muerte.

El presidente venezolano se recuperó lentamente y una vez que los médicos obtuvieron los resultados de la biopsia, fueron enviados a España para contar con una segunda opinión. La verdad es que en  Cuba no sabían con certeza cuál era el tipo de cáncer que padecía el presidente venezolano.
El diagnostico final fue hecho por médicos españoles quienes determinaron que la enfermedad de Chávez era un leiomiosarcoma, es un sarcoma agresivo de las partes blandas que se deriva de células del músculo liso, normalmente de origen uterino, gastrointestinal o de otros tejidos blandos, sumamente raro y con poca información sobre sus pronósticos a largo plazo. Lo que se sabe es que no existe un tratamiento  de quimioterapia efectivo, y sólo es posible abordarlo mediante cirugía y radiación.

Se han creado muchos rumores que son falsos: uno de esos es que tiene insuficiencia renal, y el otro que sufrió un derrame. Fuentes fidedignas, quienes piden que su identidad sea resguardada, confirman que Chávez tiene un Leiomiosarcoma, un tumor de crecimiento lento, incurable, que hace metástasis en el hígado, pulmones, huesos.  Generalmente, al ser diagnosticado ya se ha esparcido por diferentes partes del cuerpo, y la quimioterapia retarda su crecimiento pero no cura la enfermedad, por lo que los 5 sets de quimio que ha recibido Chávez han sido para minimizar los síntomas.

Hablan los especialistas


Al presidente venezolano le extirparon parte del tumor, pero no pudo recibir radiación porque el mismo encuentra adyacente al tejido abdominal.

El doctor José Marquina, médico venezolano residenciado en Estados Unidos,  precisa que “el presidente no debe recibir radiación en esa zona abdominal donde se encuentra la tumoración  porque destruiría el intestino que es un tejido muy suave, y eso traería como consecuencia perforaciones intestinales y complicaciones que serian mucho más graves que la enfermedad que padece”.

Los médicos de Chávez establecieron que el tratamiento inicial sería la quimioterapia, empezando con dosis de 5-fluoracilo con leucovorina.

Adicionalmente se la han suministrado altas dosis de Dexametasona, un tipo de esteroide que hace que el paciente gane peso y se muestre con mucha energía. Expertos en la materia explican que los esteroides son antiinflamatorios, que disminuyen el edema que ocasiona el tumor y por supuesto atenúan los síntomas, pero también han hecho que Chávez gane energía y peso.

Roger Noriega, subsecretario de Estado para Asuntos de Latinoamérica, ha declarado públicamente que Chávez tiene metástasis en los huesos, y que la enfermedad se encuentra en un estado avanzado.

El doctor Marquina explica que es un cáncer muy poco común de las células musculares, y en función de los síntomas que ha presentado Hugo Chávez y de su experiencia clínica, descarta que sea un cáncer de colon o próstata.  Marquina aclara que el leiomiosarcoma puede permanecer asintomático uno o dos años, y que el cáncer solamente manifiesta síntomas al final de la enfermedad. La mayoría de las personas con cáncer tiene una vida completamente normal, y únicamente muestran deterioro en los últimos 30 o 60 días de vida.

Para Marquina es absolutamente falso que Chávez haya podido practicarse en Cuba “un examen en todo el cuerpo”, a través del cual se haya descartado la presencia de células cancerígenas en su cuerpo, porque si ese procedimiento realmente existiera se hubieran podido salvar muchas vidas alrededor del mundo.

Según el doctor Marquina, Chávez fue sometido a un Positron Emision Test (PET Scan),  que mide el nivel de actividad de las células del cuerpo. Por ejemplo, si se detecta un tejido con elevada actividad, se sospecha de la presencia de células malignas. El problema es que el leiomiosarcoma no tiene mucha actividad celular, por lo que PET Scan es prácticamente inútil, pues no va a mostrar ningún aumento de actividad celular y dará un resultado negativo. El PET Scan es sólo efectivo en los casos de cáncer de elevada actividad, como el de pulmón y colón, entre otros.

Este artículo continuara en su II parte en la edición del mes de mayo de D’Latinos Magazine. Si desea seguir el desarrollo de esta noticia diariamente síganos en Twitter @dlatinostv







También te puede interesar:
Miles de mexicanos protestan por los 43 estudiantes desaparecidos
El enojo por la desaparición de 43 estudiantes de
Hallan asesinadas a Miss Honduras Mundo 2014 y su hermana
Los cadáveres de Miss Honduras Mundo, María Jos
La cuenta de Instagram que desafía la prohibición de Irán
Después de que la cuenta se iniciara en Instagram
Médicos cubanos viajaron para combatir el ébola pero no salen del hotel
FREETOWN, Sierra Leona.- Mira al vacío. No vino p

Idiomas

Spanish Chinese (Simplified) Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian Swedish

Regístrate


Disfruta de nuestras promociones registrándote en nuestro portal ...





Recordatorio de Usuario/Contraseña ¿Perdiste tu Usuario/Contraseña?

Hodges University